Las primeras estimaciones de la OIT ponen de manifiesto un aumento sustancial del desempleo y del subempleo como consecuencia del brote del virus. Las mujeres, se encuentran dentro de los colectivos más vulnerables por el tipo de trabajo que mayoritariamente desarrollan en los sectores más afectados.

La crisis económica que se pronostica, repercutirá en los colectivos más vulnerables incrementando las desigualdades sociales existentes en la actualidad.

Más información en: ¿En qué medida va a afectar el COVID-19 al mundo del trabajo?