Los éxitos educativos cosechados por las mujeres en todos los niveles educativos deberían traducirse en un acceso de las mujeres a empleos de calidad. Sin embargo, las estadísticas muestran un panorama diferente. Según el informe “Java, web, mobile and PHP salary survey” de la consultora Pearson para el ejercicio 2017/2018, las mujeres solo representan el 11% del total de desarrolladoras a nivel mundial bajando al 9,3% la representación española en este sector. Impulsar las vocaciones STEM en las niñas es un reto al que tenemos que hacer frente desde todos los agentes de socialización.

En este artículo Marta Jiménez Castells, profesora en la Universidad Politécnica de Cataluña, Maider Agirrezabal, estudiante de ingeniería de telecomunicaciones, Sara Ylipoti COO de Ride On y Laura Ribes, la desarrolladora (Frontend Developer) en Signaturit nos cuenta su realidad en este sector.

Lee aquí el artículo “Mujeres programadoras: el difícil reto de ‘hackear’ los estereotipos”