EDUCANDO POR UNA CIUDADANÍA PLENA

Durante los primeros cinco años de vida moldeamos nuestra personalidad,  aprendemos a ser personas autónomas, a ganar confianza en nosotras/os mismas/os, empieza a configurarse nuestra autoestima y adquirimos valores.

En definitiva, empezamos a asimilar los aspectos relacionados con el currículo oculto, que hace referencia al trato que recibimos en función de nuestro género y que la coeducación trata de combatir apostando por el Currículo intergenérico: el respeto por la diversidad, el reconocimiento y valoración del aprendizaje mutuo…

Unas prácticas tan reales como posibles tal y como nos demuestra el proyecto “Aventura con Igualdad”.