Desde que nacemos, aprendemos los roles y estereotipos de género a través de distintas fuentes como el “currículo abierto” (lenguaje, imágenes, cuentos) y el “currículo oculto” (la disposición de los espacios, patios de juegos, actitud del profesorado, las familias…) De ahí la importancia de incidir en una educación igualitaria, libre de limitaciones y discriminaciones durante la etapa infantil y todas las etapas de la educación obligatoria.

Esta investigación, realizada a niños y niñas a partir de 4 años, y llevada a cabo por la Universidad Complutense de Madrid en colaboración con el Instituto de Investigación Sanitaria Hospital 12 de Octubre y la Universidad Francisco de Vitoria, demuestra que a esa edad ya los tienen interiorizados.

Léela aquí: “Los niños interiorizan los estereotipos de género con 4 años”