La mexicana Enriqueta Basilio Sotelo fue la primera mujer que encendió un pebetero olímpico en los Juegos Olímpicos de México de 1968. Ejemplo de atleta que inspiró a toda una generación de mujeres que soñaban con incursionar en el deporte, y en una etapa de la historia mexicana marcada por su conflictividad social. Esta campeona de los 80 metros valla falleció a los 71 años de edad.

Para leer la noticia completa pincha aquí.