Después de seis meses de ausencia, esta semana 8,2 millones de alumnado preuniversitario se reincorporarán a las aulas en nuestro país. El acceso igualitario a la educación es un derecho fundamental que se ha visto vulnerado durante la pandemia destapando una gran brecha social al respecto. La presencialidad en el centro es un pilar fundamental como método para combatirla pero la incertidumbre respecto al propio virus nos hace dudar del alcance de las medidas de protección acordadas por Gobierno y Comunidades Autónomas.

En el siguiente artículo se recoge una recreación de dichas medidas. ¿Serán suficientes?

Así es la nueva escuela que debe resistir al coronavirus